El verdadero mexican moment

Compartir

Fuente: Milenio
Por Daniela Clavijo

Los emprendedores mexicanos y organizaciones que los apoyan destacaron en el ambiente global en 2015. Grupo Mia, de vivienda digna, ya está en los salones de Harvard.

En noviembre, durante la Semana Global del Emprendedor, México fue la sede de una reunión de líderes emprendedores, investigadores y definidores de políticas públicas de más de 70 países: el Startup Nations Summit, organizado por el Global Entrepreneurship Network, la cual es una plataforma de programas e iniciativas que apoya personas de 150 naciones a desarrollar sus ideas para convertirlas en empresas. El foro convirtió a México en la primera sede en Latinoamérica y el Caribe.

“México ha sido seleccionado como un hub que está haciendo un articulador del ecosistema global”, dice Adriana Tortajada, directora general de programas de Emprendedor (INADEM).

Startup Nations Summit es el reflejo de una de las grandes tendencias del año en el tema emprendedor. México aumentó su visibilidad y posicionamiento. Los principales foros del sector ya tienen presencia en México, los emprendedores nacionales han ganado reconocimientos internacionales y han llamado la atención de inversionistas globales.

“Uno de los temas más relevantes es que a través de todas las actividades políticas y eventos, se ha puesto en la mesa el emprendimiento como un tema prioritario a nivel nacional y esto ha logrado un cambio cultural”, comenta Pilar Aguilar, directora general de Endeavor México. “Empezamos a identificar el valor que tienen los emprendedores en la generación de empleos, en el crecimiento económico, la innovación, el desarrollo”.

El perfil de fundadores de empresas también cambió y hay cada vez más historias de emprendedores ultra innovadores que crecen más de 20% al año. Hoy se buscan emprendedores “que entiendan el ecosistema y el rol de cada uno, que estén preparados para escalar y operar su negocio, que sepan recibir mentoría y retroalimentación, y que puedan construir un equipo que complemente las carencias que tienen y no se rodeen de amigos”, dice Jorge González Gasque, socio director en G2 Consultores, inversionista y emprendedor serial.

Atracción total

México es más atractivo como mercado de emprendedores para inversionistas. En 2015, los vehículos de inversión para emprendedores llegaron a 37, y 6 son fondos globales. En México hay flujo de capital de España, Chile, Centroamérica y Estados Unidos. Sin embargo, la reducción de 25% de los recursos del INADEM de 2014 a 2015 es uno reto. “Hay convocatorias que tienen menos de 40 ganadores de más de 800 solicitudes y eso genera una expectativa en el ecosistema que se convierte en amarga decepción”, dice González Gasque.

Adriana Tortajada dice que el efecto multiplicador del recurso público genera casi tres veces en el sector privado. “Casi 4,000 millones de pesos disponibles para emprendimiento de alto impacto que antes no estaban -explica- empujando más pipeline de proyectos de alto impacto en las categorías del instituto, estamos llegando a más de 400 proyectos”.

Arribaron a Jalisco fondos como el Hackers and Founders y muchos de los family offices, que administran recursos patrimoniales, y de los inversionistas privados están volteando a ver como una opción real para inversión al sector de Venture Capital, formado por fondos que invierten en empresas de reciente creación.

Además, emprendimientos como Aventones, de servicios para compartir gastos y automóvil, han llamado la atención de compañías internacionales. En abril, Aventones anunció que fue comprada por la francesa Bla Bla Car. “Cada vez vemos un mayor movimiento en términos de inversión nacional y extranjera en temas de Venture y eso es buenísimo”, dice Aguilar, de Endeavor.

Sectores hot

Los emprendimientos de internet, energías limpias, salud, telecomunicaciones, análisis de datos, educación y financiero son los sectores más calientes para abrir negocios. La tendencia tiene que ver con la mentalidad de los emprendedores. “Quieren tener un emprendimiento de doble impacto que genere negocio y rentabilidad, pero que sea el referente por todo el beneficio que genera”, dice Tortajada.

La nueva tecnología permite resolver grandes problemáticas de salud, educación y movilidad; y México se convierte en una plataforma de prueba de conceptos por su mercado local, su relación con América del Norte, sus múltiples tratados y el networking del Inadem. En Endeavor México la tendencia es clara: apoyos para emprendedores de tecnología a través de un programa llamado Endeavor Tech Track. Hoy, una tercera parte de los emprendedores seleccionados en la red son de base tecnológica y mucha innovación.

México cambiará en términos de emprendimiento gracias a la aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y a la apertura del sector energético. Aguilar dice que México replicará lo que ha pasado con el sector automotriz en los próximos tres o cuatro años. “Es algo que está empezando a suceder y hay gente que ve cómo invertir y sumarse a estas iniciativas empresariales”, dice Aguilar.

Pero los retos aún existen y van desde educación, hasta la dificultad para abrir una empresa. “A nivel país tenemos un tema de falta de oportunidades de acceso para la mayoría de la población”, dice Aguilar. Para seguir las tendencias, México debe crear plataformas para que más gente acceda a temas tan básicos como clases de programación en su idioma y a bajo costo.

Los desafíos están también en los logros del ecosistema emprendedor. José Antonio Dávila, director y profesor del área de Política de Empresa y director del Centro de Investigación en Iniciativa Empresarial del Ipade Business School, dice que estos se dividen en tres: “la evolución del modelo de negocio de las aceleradoras e incubadoras, el desarrollo de la inversión ángel y la eficacia de de los recientes fondos de capital semilla”.

González Gasque dice que la conversión de los emprendedores en operadores de sus negocios es uno de los temas pendientes. “No es lo mismo tener una idea y desarrollar un app o un portal que operar un negocio con presencia nacional y hacerlo eficientemente”, dice. “Los emprendedores requieren mucha ayuda en la fase de escalamiento”.

El INADEM se ha puesto el objetivo de impulsar emprendedores en todas sus etapas. “Hay recursos tanto público como privados que se están destinando a emprendimientos tradicionales con el enfoque de elevar su productividad y competitividad y traerlos a esta era del siglo XXI”, dice Tortajada. “Hay emprendedores que son de escalabilidad global y otros que son una herramienta de negocios, un sustento familiar y que mejorar sus prácticas los hará más productivos. Esos negocios están teniendo gran atención y muchos instrumentos de apoyo”.

El desafío está en lograr evangelizar a la sociedad en un mejor entendimiento de la función de incubadoras, aceleradoras, premios, fondos de inversión y todo el ecosistema por parte de los emprendedores. Hoy, aunque hay un abanico de más opciones de financiamiento, y un cambio cultural entre los emprendedores, México aún necesita acelerar el paso y requiere de acciones integradas.

Aguilar dice que las rondas de capital semilla en EU, en promedio, son de 1.5 millones de dólares. En México, levantar esa cantidad toma entre ocho y 10 meses, y sólo lo logran uno de cada 20 o 30 emprendedores. “México no puede tardar 30 años en llegar a este nivel”.

Otro reto son las salidas de empresas exitosas a la bolsa. “Un gran motor del emprendimiento en Estados Unidos ha sido Nasdaq, pero en México la Bolsa Mexicana de Valores no es una alternativa real para estrenarde un emprendimiento, lo cual nos deja la opción de la venta estratégica”, dice González Gasque. Sin embargo, el tema avanza. “Entiendo que hay gente buscando abrir una nueva bolsa y eso sería una gran noticia”.

Ve la nota original publicada en Milenio:
http://www.milenio.com/negocios/Especial_Desarrollo_Economico-mexican_moment-emprendedor-negocios_0_637136493.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *